jueves, 28 de julio de 2016

Crónica Del Festival Celsius 232 En 2016

   Dicen que la vida son experiencias y recuerdos que se acumulan en la memoria, marcas a fuego, momentos inolvidables, frases que se repiten una y otra vez y siguen teniendo su gracia en todo momento. El festival Celsius 232 de Avilés nos da raciones de esto cada año, pero al menos para mí, este año en una medida incalculable. No sé si ha sido el cartel de autores, la genial organización de Iván, Cristina, Diego y todo el equipo, la gran cantidad de gente que he conocido y con la que he conectado, o el fantástico ambiente que se ha vivido durante estos cuatro, pero os puedo asegurar que hoy tras unos días de reposo esa burbuja de euforia ha estallado para convertirse en una sensación agridulce de que esos 4 intensos días saben a demasiado poco a lo largo del año. Porque si algo ha tenido este Celsius de 2016 ha sido intensidad emocional y un sentimiento de unidad entre la gente que pocas veces puedes vivir. La gente se va mezclando, charlando, comiendo juntos, tomando algo en una terraza, se ve en presentaciones; cada día de Celsius te da la sensación de que cualquier cosa puede pasar, que no sabes con quién vas a estar y tienes la incertidumbre de que te espera. Y tras el rollito sentimentaloide, voy a intentar hacer una crónica, o algo parecido, más de lo que yo he vivido que de lo que ha sucedido en cada presentación o acto, porque si no tendría para unas 10 entradas por lo menos y no es plan con este calor ponerse a leer tanto.

Miercoles
   Llegando a toda la leche para la jornada de tarde, era la primera vez que he podido vivir el Celsius desde el primer día. La perspectiva de que iba a estar presente los cuatro días del festival no podía ser más maravillosa. Un primer día lleno de reencuentros, abrazos y cariño, mucho cariño. Pero también de desvirtualizaciones, no sé si por la confianza en mí mismo o por mi forma de ser, a cada persona que me sonaba o conocía me tiraba a presentarme. Y si, paso lo que ya sabía y anunciaba en la entrada de pre-celsius, nadie o casi nadie me reconoce sin mi avatar, pero nada que un par de palabras no solucione. Con decir que soy @mangrii y que tengo el fondo amarillo en mi avatar de twitter, la gente ya cae en la cuenta, para otro año carteles. Luego me pasé la tarde en el auditorio, bien sentado y cómodo, disfrutando de la presentación de Elio Quiroga con una novela bastante interesante, Los que sueñan, ganadora del premio Minotauro. La verdad que no la conocía ni sabía de qué iba, pero esa especie de cielo virtual que comentaron ha captado mi atención, aunque no lo suficiente para comprármelo inmediatamente. Después le vino el turno a Ana González Duque (bloguera conocida al menos para mí por El fogón) presentando la segunda parte de su libro de fantasía, Leyendas de la Tierra límite, de la mano de Gabriella Campbell. Los nervios puede que les haya jugado una mala pasada, pero la aparición de una marioneta y los comentarios sobre la autoedición hizo que la charla mereciera la pena.

En la firma de Joe Abercrombie

   Y si, llego el plato fuerte de la jornada. Lord Joe Grimdark Biceps Abercrombie, más conocido, como el majete de Lancaster o el puto amo de Avilés subió al estrado para su encuentro. El británico estuvo una vez más sembrado, con contestaciones que arrancaban más de una carcajada de la mano del gran traductor como es Diego Garcia, que merece un monumento. Y luego como no, la firma, para la cual por suerte no tuve que hacer mucha cola y me vengo con todos mis libros, una camiseta y unas cuantas fotos para la posteridad. Tras ello llego una mesa redonda la cual me suscitaba todo el interés del mundo, Damas de la CF. La mesa compuesta por Elia Barceló, Sofia Rhei, Felicidad Martínez, Lola Robles, Nieves Delgado y Laura Fernández fue una gozada, una charla muy amena, simpática y con preguntas de lo más interesantes. A destacar escuchar hablar a Lola Robles trazando una línea del tiempo en autoras de CF españolas, las interesantes respuestas de Elia Barceló o las genialidades de Felicidad Martínez (tras lo cual tengo ganas de leer algo suyo con mucha ansia). Despúes una rica cena grasienta de hambuguesaca con huevo frito me esperaba, para terminar haciendo parada en el café Lord Byron en el Acto I de Hijos de Mary Shelley, donde María Zaragoza nos narró cuatro historias formadas a través de unas muñecas bastante creepys y Fernando Marias hablo sobre La Corporación, una organización secreta que especula en el mundo de sus novelas.

Jueves
  Primer día completo en el Celsius y ya podía afirmar que estaba siendo uno de mis mejores festivales, tenía la sensación de que vivía en una burbuja que iba a estallar en algún momento, aunque aún no sabía la intensidad que me esperaba los siguientes dos días. Tras un buen café para desayunar con Vanesa y Laura (perdón por llegar tarde de nuevo) nos embarcamos en la presentación de La hora de los desterrados de Pablo bueno, donde emulando la hazaña del año anterior, los cánticos y griterío del graderío no tardaron en aparecer. Mi misión se completó con la adquisición por fin del primer volumen y la desvirtualización con su autor, porque Pablo Bueno, es Pablo Bueno. Poco después llego la multitudinaria presentación de Sergio S. Morán y su novela de nombre largo El dios asesinado en el servicio de caballeros. Muy simpático, demostrando su humor descacharrante y su buen hacer asturiano, fue una presentación muy entretenida con una firma donde dejaba un dibujo (detalles que siempre molan) y lo convencí para que incluyera un monstruo japonés / tailandés en la segunda parte, espero que lo haga. 

Conversiones al cachopismo

   Llego el momento relax con bastante gente del mundo bloggero y twittero, con alguna caña por ahí rondando, hasta que llego mi momento o ya casi tradición de cada año, el de convertir a 20 personas al cachopismo, mi religión. Vistas las impresiones de muchos, misión cumplida, solo por esto repiten el próximo año seguro. Relajadamente reposando la comida asistí a la presentación de El misterio de Arlene de Susana Vallejo, la cual fue muy simpática y me estampo una genial firma en mi ejemplar, acompañada de un bonito garabato y una promesa para la segunda parte, que será mejor. Por recomendación de la misma autora y del señor Alexander Paez bajamos a conocer a Cristina Fernández Cubas. De verdad, no podría haber hecho nada mejor, a veces es bueno hacer caso a la gente que sabe dónde se ocultan las joyas desconocidas por el público en general. Una autora generalmente de cuentos y relatos, que parten de lo cotidiano para terminar en lo fantástico. La palabra clave de todo ello fue "ovejas asesinas", por lo que Isa Janis, Marbaden, Isa y yo no pudimos resistir la tentación de comprar un ejemplar, donde cosechamos unas simpáticas firmas como el club de las ovejas bautizado por su autora. Llegaba otro momento relax hasta el acto cumbre del día, y las interesantes conversaciones se fueron desatando sobre la mesa y las cervezas.

En la firma de Ian McDonald

 Despúes llego la presentación de Ian Mcdonald a cargo de un Elias F. Combarro emocionado, con la genial traducción de nuevo de Diego. El británico se ha ganado el corazón del público al más puro estilo Abercrombie, con bromas sobre fútbol y sexo, pero con una propuesta literaria de fondo editorial que a mí me ha resultado de lo más interesante, y donde he pecado un poco comprando demás, ya que la mayoría esta descatalogado y era una ocasión única. Y luego encima, en la firma, el hombre te estampa unas firmas cuantas menos cripticas y simpáticas, con algunos garabatos, vamos, otro autor más a seguir muy de cerca, os lo digo yo. Tras ello, momento relax, en una interesante charla con el señor Bandinnelli y Koreander sobre algunos de los últimos libros que habíamos leídos, como por ejemplo El marciano. Posteriormente la cena, uniéndonos a un ya inmenso grupo, cenamos a escasos pasos de una gran banda de autores.

Viernes
   Penúltimo día de festival Celsius 232, durmiendo cada vez menos pero el cansancio no hacía mella (al menos cuando ya empezaba el día). Desayunaco de lujo en una cafetería preciosa con galleta de chocolate negro y café americano incluido, así se empiezan bien los días. Tras ello asistí a la genial presentación de Beatriz Guirado, contando detalles interesantes de su diferente obra El silencio de las sirenas, que no paro de recomendar descaradamente. Tras una rápida firma nos allegamos a conocer a Robert Shearman. Mi amor por Fata Libelli desde que conocí a Tim Pratt es eterno, por sus narices y su propuesta editorial, pero el majo de Shearman ha conquistado mi corazón (y el de muchos) al tener 17000 libros en su casa, y todavía comprar más en su ebook para que su mujer no se divorcie, eso es una pila obsesiva y el resto son tonterías. Tras ello, una cervecilla con la maja de Beatriz Guirado e Isa Janis, comentando algunas cosas de su libro, temas en general, recomendándonos cosas y teniendo una buena e interesante charla que espero repetir en alguna ocasión. Después, engañados vilmente por el programa acudimos a una visión del Celsius 2017, que no era lo esperado, si no la anticipación de 3 libros juveniles para 2017. 

En la firma de Richard Morgan

   Por fin comimos una ensalada, tanta grasilla estábamos intoxicados, pero unas deliciosas croquetas acompañaron (yendo conmigo, no pueden faltar), antes de empezar el plato fuerte de la tarde. Comenzó Lavie Tidhar, muy dicharachero y presentado por Elias F. Combarro, su A man lies dreaming en Kalias el próximo año ya os puedo adelantar que promete mucho. Después vino el encuentro con Richard Morgan, que nos sorprendió hablando en castellano, y pese a unos presentadores que para mí no acompañaron la ocasión por algunos comentarios inexplicables, encontré a un autor muy simpático, sobre todo después en la firma, donde se tiraba 10-15 minutos con cada uno tranquilamente charlando, como si estuviera en un bar y no hubiera una cola. Tengo ganas de volver a verle en la Eurocon, con su reedición de Carbono Alterado de Gigamesh en el mercado. Tras la firma, toco jornada de charla y cerveceo, para una posterior cena pizzera riquísima como hace tiempo que no tomaba. Finiquitamos la noche con el Books and Beer de Roberto Alhambra en el café Lord Byron, un delirio y locura sin parangón, donde aparte de hablar un pelín de literatura, nos sacó unas cuantas carcajadas.

Sábado
   Podría resumir el último día del Celsius como uno de los mejores de toda mi vida y de los que nunca se olvidan, pero comencemos las cosas por el principio, esto es solo para generar expectativa. Tras un buen chubasco, flipar en colores con el trailer de American Gods y poniendo dirección de nuevo Áviles, toco de un desayuno hípster con ofertas extrañas que te obligan a tomar cosas que no quieres, pero que si no lo haces pagas más (todo un misterio aún sin resolver) para partir a los dos actos importantes de la mañana. El primero fue la presentación de Guillem López, flamante ganador del Kelvin 505, que dejo algunas cosas interesantes en mi mente y me quedaron las ganas de cogerme Challenger, menos mal que no será capaz de volarme de nuevo la cabeza como La polilla en la casa del humo (próxima semana reseña por el blog). El segundo acto de la mañana fue el de Claire North. Simpática, dicharachera, adorable, miles de adjetivos se le podrían aplicar a esta mujer, pero ninguno estará a su altura, esta mujer es un amor y debe estar siempre por Avilés, es necesario. Tanto es así que hasta me voy a leer alguna de sus obras en inglés, lo cual puede ser un verdadero milagro. Tras una cosechada y simpática firma, ayude a mis queridas Omaira, Laura y Diana a dejar sus maletas en mi coche para seguir disfrutando del día completo por el festival. Durante el relax pre-comida salto la liebre, Joe Hill, hijo de Stephen King (Cuernos, El traje del muerto) vendrá el año que viene y mi locura fue real, con pruebas gráficas por twitter. Toco comer en el 100 Montaditos, pero lo mejor fueron los helados, y digo los helados, porque me comí un par (y uno de chocolate negro, como no), Vanesa, que nos provoco con su helado cuando ya habíamos terminado Bandinnelli y yo el primero.

En la firma del amor en persona Claire North

   Después tocaron las actividades de la tarde, que consistían en coger sitio para el encuentro de David Mitchell soportando los soporíferos encuentros con Patriagnie y la mesa redonda De la red a los libros, en la que puse los ojos en blanco en más de una ocasión, seguro que visteis algunas perlas por twitter. Como se comento en algunas tertulias de terraza, sería interesante que el Celsius apostará por más mesas redondas, pero con gente que sea interesante de cara a temáticas de género, como si sucedió con Damas de la CF por ejemplo. Pero todo ello mereció la pena, el maravilloso David Mitchell nos sorprendió narrando un relato sobre Relojes de hueso llamado My eye on you, que pudimos disfrutar a tiempo real gracias a la perfecta traducción de Diego (como en todo el festival, encomiable su labor) y que tengo grabado y subiré para todos vosotros, si queréis degustarlo y disfrutarlo tanto como los asistentes. 

Uno de los mejores momentos de mi vida con David Mitchell

   Pero esto era la antesala de lo que iba a ocurrir, de lo que nadie podía haber predicho y de lo que ni en mis mejores sueños me hubiera imaginado. Llego mi momento a solas con Mitchell, mi momento de la firma. Un par de comentarios con él sobre mi amor eterno hacia El atlas de las nubes, sobre sus historias puzzle, sus tramas que parten de lo cotidiano a lo fantastico y sus personajes tan interesantes, además de comentarle que había grabado su relato para que más gente pudiera disfrutarlo. Y allí la sorpresa, uno de esos momentos donde no sabes dónde meterte, donde no sabes si todo es un sueño o es que estas demente y hoy no te has tomado la pastilla, el mundo hace un giro de trama devastador donde David Mitchell se saca el relato que acaba de leer, te lo firma, te lo guarda en el libro y te tiras al suelo llorando de rodillas. Pero eso no es todo, el majo de Mitchell te abraza una vez mientras tú sigues a lágrima tendida para que la foto te quede como recuerdo imborrable, y te vuelves a un rincón ahogado en tu pensamiento atrofiado que no comprende lo que acaba de ocurrir, nada tiene sentido. La magia del Celsius podría llamarse, yo lo llamo uno de los momentos inolvidables de mi vida. No se describir lo que siento aún días después de haberlo vivido, pienso en ello y solo me emociono, me quedo sin palabras. Os puedo y pueden asegurar varios testigos que me quede en shock durante largo tiempo, que me mimaron y no reaccionaba, y que el propio autor volvió a abrazarme de nuevo para rematar la faena cuando terminaron las firmas, pero yo había perdido el sentido de mi existencia. Sigo sin creerlo, miro los libros, miro el relato y no creo que sea real, que esto ocurriera realmente; impresionante, único e incomparable. Después todo me daba igual, no podía hablar, hasta que poco a poco a la hora de una cena de despedida a la altura con muchas de las nuevas amistades que me llevo de este Celsius 2016, fui recobrando el habla, pero os juro que, escribiendo estas palabras, la lágrima vuelve asomar por mi mejilla.

Foto del grupazo

   Y este es el relato o resumen de lo acontecido estos días por Avilés, en cuanto al programa y algunas de mis emociones. No puedo olvidarme de los viajes diarios con Gema, Deivid y Lu, con sus cazas de Pokemon o las conversaciones sobre maquillaje coreano. No puedo olvidarme de esos desayunos con toda la panda, de esas conversaciones tan interesantes con el señor Bandinnelli, de los intercambios comiqueros con Claudia o del crecimiento desorbitado de la TBR de Marbaden, de la reportera a tiempo real Laura o de la chica que no paraba de pillar notas Vanesa. Y mucho menos de Isa Janis, mi alma gemela en el festival, inseparables, cuatro días y parece que llevamos 20 años de amistad, no parábamos de morir de la risa en todo momento juntos ni de compartir cosas (Eurocon ya, por favor). También a mucha gente que tenía ganas de conocer y charlar como Alexander Paez, el señor Elias Combarro, Pablo Bueno, Roberto Alhambra, Víctor Blanco, Antonio y muchos más que tampoco esperaba conocer, si me pongo a nombrar a todos creo que nunca terminaría o me olvidaría de alguién. Por ultimo algunos reencuentros, como con mi querida Laura Tejada u Omaira, siempre nos achuchamos en cuanto nos vemos (esta vez no fue diferente), y por fin conocí a la tímida Diana o la loca Lyla, un placer. Lo dicho, el Celsius puede tener muchas cosas, muchos autores o lo que sea, pero sin estas personas que forman parte de todas estas experiencias no tendría ningún sentido. Os espero en 2017, no os lo podéis perder.

Otras crónicas de interés:
Miradas Enlatadas
Canal Nostalgia
A través de otro espejo
Calles de tinta
Fantífica
Cathurya
Not a review

61 comentarios:

  1. EUROCON YA! Pido una máquina del tiempo para que sea ya noviembre o algo D:
    Como Vanesa, habéis comentado TANTAS cosas que me sería imposible comentarlo todo. Pero creo que reflejas muy bien (sobretodo porque hablas desde el corazón <3) todo lo vivido en este maravilloso festival. Yo me esperaba que fueran unos días divertidos, pero no me esperaba ESTO. BEST CELSIUS EVER.

    Lo intenté en mi entrada y sigo sin conseguirlo, no puedo resumir los puntos que más me han fascinado con el Celsius, así que como dice Laura, me quedo con todo. Y sobretodo con nuestras conversaciones, las CROQUETAS (ahí está la clave de un buen Celsius xD), las risas durante las cenas y las comidas y los desayunos y esa conexión que joer, que es muy especial >___<

    Así que raptemos a Mitchell y North para el próximo Celsius (no digo a Abercrombie porque sabemos que vendrá y los autores españoles tampoco pueden perdérselo, sino.. GOLPE DE REMO) y así será un Celsius aún mejor (¿Puede ser posible? Lo dudo xD).

    Ains, suerte que nos vemos para la Eurocon.
    ¡Un mega abrazo!

    P.D: LEE EMBASSYTOWN (El spam ha empezado xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leer esto de nuevo es un poco de autoinflingirse dolor, echo de menos nuestras tonterías, pero bueno, en tres meses ahí estamos dándolo todo por BCN :)
      PD: Maldita spameadora

      Eliminar
  2. Anda que no lo hemos pasado bien! Era mi primer Celsius, así que no sé si ha sido el mejor, pero todos parecéis de acuerdo en que sí lo fue. Pues ahora que el festival está asentado, solo puede tirar hacia arriba!
    Estoy encantadísima de haberte desvirtualizado, de haber compartido tantos desayunos, comidas y cenas, y tengo muchísimas ganas de volver a Avilés. Peeeeeero antes tenemos la Eurocon! Nos vemos en noviembre :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te has estrenado por todo lo alto, te lo aseguro. Ganazas de Eurocon, necesitamos a Laura periodista / informadora / salseo de nuevo :)

      Eliminar
  3. Se nota que lo has pasado genial durante esos cuatro días :)
    Yo reconozco que no son eventos que me llamen especialmente. Hay muchos autores que me gustan, pero tampoco tengo un particular interés por conocerlos. Bueno, excepto Stephen King, que no me importaría hacerme una foto con él xD

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido la mejor edición de todas. Ese estará difícil que venga, pero al menos su hijo asomará la cara el año que viene :)

      Eliminar
  4. Me meo contigo xDD Me alegro un montón que te lo hayas pasado genial y de que hayas podido disfrutar de los 4 días. Te toca darme otra vez mucha envidia cuando conozcas a Sanderson en noviembre, pero recuerda que dentro de un añito podré gritar tu nombre en medio de Avilés (porque yo sí que te reconoceré, eh!) y, como buenos fans de todo el que vaya allí, nos emocionaremos muchísimo.
    Por cierto, eres el segundo que leo que habla de helados buenísimos en Avilés. Tocará probarlos :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una persona que me reconocerá y me emoción será real. Es que hay una heladería que es para fliparlo, 5 años y es en este el que la conozco, menos mal que el asturiano soy yo XD

      Eliminar
  5. POR FAVOR, QUE ME EMOSIONO TODA. Ay, qué cronicaza, me ha encantado. Tu foto con Richard Morgan xDDDD Me cayó genial ese autor, disfruté mucho escuchándole. Y me perdí tu momentazo con Mitchell, nooooooooo. Por quéee?? Intenté encontrar algún libro suyo para comprarlo y que me lo firmara, pero no pudo ser u_u Joer, me habría encantado presenciar ese momento mágico total con David *-*
    Si el año que viene el presupuesto me lo permite, allí estaré otra vez, y otra vez te daré uno de estos achuchones que dan la vida. El Celsius sería menos Celsius sin ti, que después de todo me introduciste a la secta del cachopo y eso no se paga con nada xD

    Un besín, bastardillo querido :-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila que no me cansaré de contarlo, aunque Omaira y Diana pueden relatartelo de primera mano mil veces también XD "El Celsius seria menos Celsius sin ti", mi patata de amor va a explotar <3

      Eliminar
  6. Mola leer estás cosas. Al menos a mi^^ Hay cierto componente de envidia, pero de la sana, al leer las vivencias de gente que te cae bien en eventos de este tipo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario es un honor para enmarcar :)

      Eliminar
  7. Me ha encantado tu entrada, como te comenté por twitter. He muerto de amor y me he descojonado de lo lindo, además de adorar tu modo fan por David Mitchell. Me pareció un gesto encantador el que tuvo contigo, ojalá todos los escritores fueran así de cercanos. Además, por lo que veo fueron unas firmas muy interesantes (Hay a más de una a la que me hubiese gustado ir pero estaba de viaje :_ )

    La verdad es que has resumido tus días genial y se nota que lo pasaste muy bien *-* Sobre la mesa redonda De la red a los libros estuve leyendo mucho en twiiter y EN FIN. Aguantarlo en directo sin reírse o soltar algo lo considero todo un acto heróico porque tienta demasiado, pero bueno. Ojalá para el próximo (al que espero ir sí o sí ò.ó) mejore un poco esas mesas.

    Y nada más, me ha encantado leerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá puedas venir otro año, la verdad que el ambiente este año era inmejorable, cada año va a más. Yo me reí, es más, creo que en la foto que colgaron por twitter salgo descojonandome directamente XD

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    ¡Viva el club de las ovejas! A veces está bien asistir a presentaciones a las que no tenías pensado ir, menuda sorpresa nos llevamos y como se arrasó con los libros de Cristina.
    También disfruté mucho de la presentación de Ian McDonald, en mi caso no pude quedarme a la firma pero me he quedado con ganas de leer algo suyo.
    El silencio de las sirenas tengo que hacerme con él, me dio mucha pena no poder asistir a la presentación. Una gran sorpresa que venga Joe Hill el año que viene, espero poder ir a verlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hizo ilusión verte tras tanto tiempo en persona, ojalá el año que viene puedas unirte más tiempo :)

      Eliminar
  9. Vaya festival!! No sabía que Mitchell iba a asistir!! En mi ciudad los únicos que hacen son de borrachera, en la playa, en cualquier sitio vale... -_- Me has dado mucha envidia. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue algo de última hora, a mi me dejo loco. Tengo la suerte de vivir aquí y tener gente en Avilés y Gijón que organizan de estas cosas para hacernos felices a muchos :)

      Eliminar
  10. Jo, vaya entrada. El año que viene, identifícate y te invito a una cerveza. O a veinte. ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pondré una imagen de mi avatar, te pararé (de nuevo) aunque vayas a las carreras y nos tomamos algo :)

      Eliminar
  11. Uf, que envidia, mataba por tener el atlas de las nubes firmados... Ha tenido que ser una experiencia genial.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. ay que enviiidia mas cuuuuuuuuuuquii joooo
    bueno, al menos no fui por trabajo y no por algo "malo"
    espero poder combinarmelo otro año porque quiero ir si o si
    como moooolais :)
    se te ve disfrutarlo, te imagino momento FANGIRLING xD
    un beeeeeeesote
    PD. VIVA EL CACHOPO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que puedas venir, que me quede con las ganas de conocerte, pero el trabajo es el trabajo. Siempre será un gran momento de mi vida :)
      PD: Cachopo always, aunque croquetas también.

      Eliminar
  13. Lo de Mitchell es un puntazo :O Me has tenido sonriendo toda la crónica, se nota que lo has disfrutado. Tengo muchas ganas de pasar un rato con vosotros en la Eurocon, y a ver si el año que viene consigo ir al Celsius de nuevo, que tengo unas ganas enormes. Un besazo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro haber transmitido mis sensaciones, este año ha sido especialmente bonito todo. Genial, te desvirtualizaré en Bcn, tengo muchas ganas de Brandonsandonear :)

      Eliminar
  14. ¡Buenas!
    Aunque este tipo de eventos no me llama mucho (ya te comenté que esperaba que fueran otra cosa, creo), me gusta leer las crónicas :] Se nota que lo pasaste muy, muy bien y hasta te llevaste esa pedazo de sorpresa al final del evento :D ¡Qué guay!

    Gracias por compartir un poco para los curiosos que no vamos y también por darme hambre con tanto comentario gastronómico ¬¬ XD Espero que el año también puedas ir al Celsius y pasártelo igual de bien o más si cabe :]


    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me lo pierdo ni muerto un año, aunque igualar este año será complicado nunca se sabe :)

      Eliminar
  15. No se si sera mejor: lo bien que lo pasaste o la sincera emoción con que lo cuentas. Yo me he podido pasar poco, el miércoles y poco más pero lo disfruté muchísimo. El año que viene, desvirtualización! ( luego me di cuenta que estaba un poco detrás de ti en la firma de Abercrombie). Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que no probar a ver si era yo, menudo eres XD Gran edición, el próximo año más :)

      Eliminar
  16. Este año y el pasado leo todo y se me cae la baba ;__; me alegro un montón de lo de David Mitchell !*-* ¡Un besiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes que hay que hacer, buscar la forma de venirse :)

      Eliminar
  17. ¡Como se nota que lo has disfrutado! Ojalá vuelvas a vivir esa experiencia y sobretodo, pueda vivirla contigo. Por cierto, amo tu camiseta*-*
    ¡Un beso y felices lecturas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Ojalá puedas venir el año que viene y disfrutar el Celsius :)

      Eliminar
  18. Hola, me ha encantado tu crónica del Celsius. Yo este año solo estuve el jueves de tarde y el sábado, pero me lo pasé genial y me traje bastantes libros firmados a casa.
    Estoy contigo en que Claire North es un amor de persona. Tengo ganas ya del próximo Celsius.
    Al que espero poder ir todos los días, y si se me acepta me encantaría unirme a la religión del cachopismo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el cachopismo aceptamos a todo el mundo, considérese invitada a formar parte de este culto :)

      Eliminar
  19. Gracias por compartir el festival (y por hacer que nos muramos de envidia) jeje XD XD
    Se nota que lo pasaste genial. Espero que te hayas logrado recuperar del todo de lo de David Mitchell :-)
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún me emociona pensar en el momento, y sé que si alguna vez en mi vida le vuelvo a ver me volveré a emocionar instantáneamente :)

      Eliminar
  20. Ohhh salgo en un blog que tiene muchos lectores!! Jejeje ha sido genial aunque me hubiera gustado tener más tiempo para hablar de nuestras frikadas!
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y más veces que saldrás! Se echa mucho de menos no hablar de nuestras cosas 24 h al día :)

      Eliminar
  21. El año que viene a ver si me escapo un día entero y me acoplo para comer con vosotros, se me hizo muy cortito y casi no pudimos hablar, qué penilla! Eso sí, te pillé en el mejor momento, saliéndote corazoncitos por los ojos (impagable) jajajaj
    un bsote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que si, que me quede con ganas de charlar pero estaba con la cabeza shockeada XD

      Eliminar
  22. ¡Hola!
    Llevo dos años diciendo que tendría que ir al Celsius y no ir creo que es casi un pecado. Pero del año que viene no pasa, porque creo que va a ser una experiencia genial. Ya había seguido (y envidiado, sanamente, eso sí ^^) por Twitter buena parte de lo que cuentas, así que solo puedo alegrarme por lo fantástico que parece haber sido.

    Besinos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que lo tienes a tiro de piedra, menudo pecado. Te esperamos :)

      Eliminar
  23. Hoooola, jo, llego tarde. ¡MUY TARDE! Pero aquí estoy. :)

    Awwww, ¡qué hermosoooooo! ¡ME EMOCIONOOOOOO! ;___________; Lo has escrito de una forma tan ordenada, ¡¿tenías un diario en la mano a medida que viviste esos momentos?! *__* Has despertado mis emociones que ya se habían adormecido en esta nueva realidad, en serio. Por mi parte, no creo que haga una crónica, pues repetiría las cosas, imagino, y no considero que tenga nada muy interesante que decir. No obstante, escribiré una cosita, pues Celsius 232 se lo merece. *//////* Para mí fue la mejor época de mi vida porque... bueno, no voy a hablar sobre mí (lo dejo para una entrada, si eso). XDDD Eso sí, me habría gustado escribir todo esto en mi diario (tengo uno) porque las entradas de mis blogs se pierden —no las vuelvo a leer—, pero me dolería la mano. XD

    Ah, ¡quería agradecerte el hecho de que al final de tu crónica hayas compartido otras entradas sobre Celsius! *______* Así podré leerlas, pues hasta ahora no había leído nada. Necesitaba separarme un poco de ello, para así reunirme de una forma mucho más intensa. #cursi

    En fin, muchas gracias por todo (oh, me has mencionado ajksfñlssdgdg). Ahora entiendo porque Laura y Omaira te adoran. PORQUE LO HACEN. :))))) Muchos besitos. :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde si la dicha es buena. Iba escribiendo cada día al llegar a las tantas de la mañana algunas cosas clave, pero el resto tirando de memoria y mi peculiar humor. Un placer haberte conocido, para el próximo Celsius espero que vuelvas :)

      Eliminar
  24. "La gente se va mezclando, charlando, comiendo juntos, tomando algo en una terraza, se ve en presentaciones; cada día de Celsius te da la sensación de que cualquier cosa puede pasar, que no sabes con quién vas a estar y tienes la incertidumbre de que te espera"

    Sobre todo, mezclando y comiendo juntos. Yo jamás hubiera esperado comer con la gente que comí el jueves. ESTABA FLIPANDO. Desvirtualicé sin querer a tanta gente que seguía o observaba desde las penumbras de mi cueva desde hacía AÑOS. Never forget a mi saludando a Lucio desde el hotel enseñándole las bragas (sin querer).

    "Lord Joe Grimdark Biceps Abercrombie o el puto amo de Avilés" xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD Me meo chico.

    Yo reconozco que en la charla de Moran estaba escuchándole y por una cosa que dijo surgió el germen de una historia para un futuro lejano #real #moranputoamodeaviléstambién.

    Donde comimos el cachopo hicieron caja aquel día. Además no dábamos mucho la lata. La comida en general allí estaba buenísima, la noche del martes me comí una hamburguesaca que vamos pa' mear y no echar gota.

    "Después, engañados vilmente por el programa acudimos a una visión del Celsius 2017, que no era lo esperado, si no la anticipación de 3 libros juveniles para 2017" Menos mal que no fuimos pa' ya xDDDDDDD Yo me duermo en estas cosas fácilmente, imagínate a mi roncando.

    Cuando has dicho lo de la grasa me has recordado a mi misma comentandolo con las minguis. El primer día pasamos por una frutería y vi unos melocotones.........qué melocotones. No los compré pero ya sentía que estaba a rebosar de grasas. Los otros días, a parte del cachopo, comí más "sano". Vamos, que no me metí tanta grasa entre pecho y espalda. Los tíos de los helados!!!!!!!! Yo me he convertido en una heladómana pero vosotros no os quedáis atrás e_e. Los helados de "Los Valencianos" estaban buenísimos, ciertamente.


    "Como se comento en algunas tertulias de terraza, sería interesante que el Celsius apostará por más mesas redondas, pero con gente que sea interesante de cara a temáticas de género, como si sucedió con Damas de la CF por ejemplo. " +1 a eso. Yo ya comenté en mi blog lo que me pareció que trajeran a estos cuatro sujetos, así que más no me voy a pronunciar ^_^.

    ¡QUE LO SUBA, QUE LO SUBA! Tienes que subir el cuento de Mitchell DDDDDDDDDDDDD: Que bonico estabas, yo lloraba también cuando me lo veo con una sonrisilla pícara guardarte el relato *ya siento las lagrimas mientras lo recuerdo*. Ya te lo dije muchas veces, yo sentí que tu eras el más indicado para tener aquello en tu poder, y creo que Mitchell también lo supo al instante. Mangri, tú sientes las palabras de los autores, no finges tus sentimientos por una novela y menos tu opinión. No recomiendas libros a diestro y siniestro solo porque los editores de cierta editorial son amigos tuyos (ya sabes a quién me refiero). Eres una persona humilde, y muy respetable. Has conseguido mucho gracias a tu entusiasmo y duro trabajo -este blog- y no porque te has hecho amigo de este o aquel. Eso es lo que más valoro de ti, que seas tan dedicado y nunca le niegues la amistad incluso a una don nadie como yo. *le abraza*. Fue un placer estar contigo, aunque fuera a ratos debido a lo del puñetero hostal y luego a lo mal que me sentaba tomar café o cualquier otra cosa. Gracias a ti he conocido a otras personas, como a Isa, Vanesa, Branndinelli, Laura... De verdad, eres muy importante para mi en muchos aspectos de mi vida!!! (Como le digas a alguien esto te rajo). Ah, también me hubiese gustado conocer algo más a Alexander Páez porque me echó una foto con Mitchell que te cagas xDDDDDDDDDD :P jijiji.

    HAS INCLUIDO MI BLOG EN TU ENTRADA *se baja de la vida*. Desde luego, es que no veo la hora de volver a tirarme en plancha sobre ti.

    Besitos bonico mio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo estoy esperando el momento de otro abrazo en plancha de nuevo, que pena que el Celsius sea una vez al año solo <3

      Eliminar
  25. Ya no me caes bien, que yo no me pude escapar ni un solo día :-(
    Qué suerte!!!!
    Besos
    PD. Vale, gracias por compartirlo, al menos... lo he visto un poco por tus ojos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá otro año hagas escapada desde Cantabria :)

      Eliminar
  26. Vaya que lo has pasado de maravilla, que vengan muchos más momentos así para ti :)

    ResponderEliminar
  27. Madre mía que días más intensos y satisfactorios. Sobre todo conociendo y hablando con autores
    Muero de envidia
    Mil besos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy intensos, te aseguro que el bajón post Celsius fue fuerte. Te esperamos otro año :)

      Eliminar
  28. ¡Buenas!
    Leí tu crónica el día que la publicaste pero no he podido comentar hasta hoy. Para mí ha sido mi primer Celsius, y me ha encantado, es una experiencia que hay que vivir y tengo claro que el año que viene volveré. Ahora que te veo en las fotos creo que te vi por la carpa, me suena porque tengo también esa camiseta de Heisenberg xD.
    Claire North y Joe Abercrombie fueron los reyes del Celsius, ojalá el año que viene vuelva a venir North porque creo que todos nos enamoramos de ella jajaja.

    ¡Saludos!

    PD: el cachopismo también es mi religión, menos mal que tengo familia en Asturias y lo como de vez en cuando xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has estado y no me has saludado, que fuerte me parece, para el próximo año no lo dudes un segundo que no muerdo a nadie. Ojala que vuelvan ambos, aunque yo con Joe Hill ya tengo para un rato :)

      Eliminar
  29. Quiero ir algún año y empadronarme allí de por vida. Envidia de todo tu ser.

    ResponderEliminar
  30. Qué envidia!! Por lo que veo fue algo mítico.
    Lo que más me ha impresionado ha sido lo que has contado de Joe Hill, ya que justo ahora lo estoy leyendo por primera vez. Gracias por compartir esta experiencia.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog; aclaro que el Spam esta permitido, siempre que no sea exclusivo, es decir, que sea un comentario + Spam.
Gracias por tu comentario :)