lunes, 15 de enero de 2018

Una cabeza llena de fantasmas, de Paul Tremblay

Una cabeza llena de fantasmas
Paul Tremblay (Trad. de Manuel de los Reyes)
Nocturna Ediciones
Rústica | 389 páginas | 16,50€




El fenómeno de los exorcismos y las manifestaciones demoníacas no es algo para nada novedoso. A parte de tener algunos casos históricos documentados como el de Annaliese Michel en 1973 o Roland Doe en 1940, el cine actual se ha dedicado a traernos de forma continuada este tipo de historias. Un referente clásico como El exorcista (1973) y Terroríficamente muertos (1987), alguna más actual como Expediente Warren (2013) o la saga Insidious (2010). Quien más o quien menos ha tenido cierto contacto con la materia y sabe como funciona. Unacabeza llena de fantasmas es la novela ganadora del premio Bram Stoker en 2017, escrita por el americano Paul Tremblay. La historia recupera el tema de las posesiones y los exorcismos para criticar de pleno el fanatismo religioso, el poder de los medios de comunicación, la deshumanización de la sociedad, el gusto por el morbo actual, y el verdadero funcionamiento de los reality shows.

Merry, una joven de 23 años, acepta la propuesta de la periodista Rachel para dar a conocer todo lo sucedido en su casa de Nueva Inglaterra durante su infancia. La historia nos llevará 15 años atrás en el tiempo, cuando su hermana Marjorie comenzó a tener extrañas actitudes para su edad. Un vocabulario agresivo, cambios repentinos de humor, y una cierta tendencia macabra. A toda esta difícil situación se le une la creciente preocupación económica familiar por el desempleo del padre, y su repentino fanatismo religioso ¿Y cómo lo solucionan todo? Nada mejor que aceptar la propuesta de un programa de televisión para rodar La Posesión, un reality show que aborda el caso de Marjorie durante 6 episodios. Pero una duda nos asola durante todo el testimonio ¿Está realmente poseída Marjorie? ¿es tan sólo un ataque psicótico? ¿esta simplemente fingiendo?

Extracto de la portada en Titan Books

A través del testimonio de Merry, unas entradas juveniles de una Blogger que analiza el reality show, y la Merry actual, iremos desentrañando que desgracia aconteció dentro de la apacible familia Barrett. La novela esta estructurada como un gran flashback en el que debemos ir uniendo las piezas de un narrador para nada fiable. La duda sobre la posesión de Marjorie se mantiene a lo largo de toda la novela, hasta llegar a una conclusión donde será el propio lector el que deba elegir con que interpretación quedarse. Cada uno de los tres puntos de vista nos enseña momentos que se contradicen, confidencias que cambian la perspectiva del relato y nos dan un nuevo enfoque sobre la verdad. Tremblay juega muy bien con la ambivalencia y la ambigüedad del testimonio de Merry para mantener al lector pegado a las páginas.

Aparentemente el argumento es simple y bastante visto. No deja de ser una posesión al uso, con su exorcismo incluido. Es más, bastante de las escenas por las que pasamos en las novelas no son más que puros homenajes. Aunque antes de que alguien le acuse de plagio, Tremblay utiliza hábilmente las entradas de la bloggera para dejar constancia de todos sus referentes utilizados. Si os gusta el cine y los libros de posesiones, tenéis una buena retahíla de recomendaciones durante estos extractos. Pero Tremblay va un pasito más allá de lo habitual, y es en la duda de la realidad donde reside la clave de la novela. El elemento paranormal tan cuestionado desemboca en un final contundentemente abierto que te deja pensando y elucubrando que es lo que acabas de leer ¿Qué le ocurrió realmente a los Barrett? Unos días después de leerlo, aun no se con que interpretación quiero quedarme.

Ilustración para el libro Salem´s Lot de Stephen King

Es una pena que se desaprovechen los momentos de la entrevista actual y las entradas de blog para darle una vuelta más a lo acontecido, para tratar de indagar un poco más en el caso de Marjorie y su contexto familiar. No dejan de ser meros acompañamientos que repiten muchas de las secuencias ya vistas, en vez de tratar de profundizar un poco más en el retrato psicológico de los miembros de la familia Barret y como afrontaron su difícil situación. Hay que reconocer, sin embargo, que el análisis del blog es donde Tremblay pone cierta distancia con los eventos. Se dedica a tratar de analizarlos de forma objetiva y arremete duramente contra la eterna manipulación de los medios de comunicación, el poder de las masas, los fanatismos, la sexualización infantil, y los pocos limites morales televisivos existentes.

El estilo de Tremblay es ligero, pero profuso en minuciosos detalles. El autor aprovecha la voz narrativa de una niña de 8 años para no tener que complicarse con el desarrollo dramático de cada personaje, más allá de la propia Merry y los recuerdos de sus vivencias. En ningún momento somos capaces de conectar con el estancamiento social y económico sufrido, así como los conflictos psicológicos familiares que se estaban viviendo en esa casa. No podemos entender algunas de las actitudes de los padres, mientras vagamos por inanes anécdotas plagadas de detalles de una niña de 8 años. Como lector, perseguimos la duda en cada rincón y buscamos las costuras al testimonio de Merry. Durante toda la lectura de Una cabeza llena de fantasmas no paramos de buscar respuesta a nuestras preguntas, de dudar y de sentir que no sabemos que ha ocurrido realmente. El diablo se esconde en los detalles, o eso dicen.

El enfoque de la novela
La persistente duda durante toda la novela
El inquietante final
Las referencias citadas

Vago retrato psicológico familiar
Repetición de escenas

Una cabeza llena de fantasmas es una novela innovadora en su forma de afrontar algo tan común en la cultura popular como una posesión. Su clave para triunfar reside en abordar escenas que no son más que puros homenajes y ponerlas en entredicho para el lector. Tremblay nos hace dudar durante toda la novela de lo acontecido y lo deja en el aire, a la interpretación de cada uno. Puede que quede desaprovechados algunos puntos de vista en la novela, pero resulta una lectura bastante interesante.

¡Muchas gracias a Nocturna Ediciones por el ejemplar!

Otras reseñas de interés

viernes, 12 de enero de 2018

Pon ficción corta en tu pila #8

La literatura en formato corto esta abriendo cada vez una mayor zanja en el mercado español. Autoras y autores noveles que publican sus relatos gratuitos para darse a conocer en una plataforma como Lektu. Pequeñas editoriales que apuestan por el pequeño formato para darse a conocer y crean una absoluta revolución seguida por muchos otros como Cerbero. Y ya empieza a llegar más. Otra editoriales como El Transbordador, Cazador de Ratas, Sportula y Pulpture tienen sus propias colecciones de este mismo formato, por ejemplo. Pero también las grandes editoriales. Este año el sello Runas de Alianza editorial publica algunas de las prestigiosas novelas cortas de la editorial inglesa Tor. La verdad que estamos de enhorabuena en este aspecto. Y para mi, que como lector descubrí la magia del relato y novela corta hace relativamente poco, es de agradecer.

Este mes os traigo en este pequeño recopilatorio un par de relatos, el primero de mi adorada Laura Tejada y el segundo de Paz Alonso. Y luego os comento tres novelas cortas. La segunda parte de la pentalogía Crónicas del fin de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina y las diseccionadas Barro, de Alicia Pérez Gil y Horizonte 6, de Caryanna Reuven. Let´s go!

Neven
Laura Tejada
Lektu
Electrónico | 18 páginas | Pago social
4 / 5



Neven nos planta en un futuro cercano de ambientación cibernética donde poseer androides modificados a catálogo esta a la orden del día. Conocemos a Emily, una maniática mujer que compra un androide para que la proteja tras recibir un asalto nocturno en su propia casa. Lo que nunca espera es que el remedio sea peor que la enfermedad. Leer a Laura Tejada tras tanto tiempo es un verdadero placer. Sigue escribiendo tan bien como antes, pero algo ha cambiado. Es obvio, los años pasan y la experiencia se abren camino en ella. Va mas al grano, las descripciones son acertadas, la temática es totalmente adulta y no existen cortapisas. Quizás le falte a la historia tirarse directo a la yugular del lector en cierto momento, pero eso ya queda a gusto de cada uno. La historia es interesante, tiene un giro hacia lo macabro bastante inesperado y una potente crítica a la sociedad tecnológica de vigilancia. Medid bien vuestras palabras humanos, nunca sabréis quién puede estar escuchando y como lo va a interpretar.

Cloro
Paz Alonso
Lektu | Editorial Café con leche
Electrónico | 16 páginas | Pago social
4,25 / 5



Perturbadoramente tenso podría ser la descripción perfecta para mi primer acercamiento a la obra de Paz Alonso. En Cloro conocemos a Eva, una selkie que por amor ha renunciado a su verdadera piel. Ahora se encuentra encerrada en un sanatorio para seres sobrenaturales. Allí se enfrenta a la cruda decisión de intentar reintegrarse en la sociedad o de secarse poco a poco hasta el fin de los días. Paz Alonso presenta una idea tan potente como un sanatorio para seres sobrenaturales, una prosa que crea puras imágenes mentales, y un ritmo tranquilo que va inquietando al pertinente lector poco a poco. Un relato prácticamente impecable que termina dejándote totalmente vacío por dentro. No cabe ninguna duda de que pronto me pondré a leer más cosas de Paz Alonso, ya que ademas esta todo en pago social.

El dios en las alturas
Gabriella Campbell | José Antonio Cotrina
Autopublicado
Electrónico | 65 páginas | 2,99€
3,75 / 5



Con el anuncio de la cuarta entrega de la saga de novelas cortas Crónicas del fin de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina, he decidido que tengo que ponerme al día. En esta segunda entrega titulada El dios en las alturas el foco de atención ya no recae sobre la perspicaz Adra. Será Gale, el misterioso superviviente de la masacre del bunker nuestro particular punto de vista. Poco a poco conoceremos alguna cosa sobre él, como su pasado y motivaciones personales. Mientras tanto, una extraña organización llamada Baularte le hace prisionero al intentar salir del bunker, pero otras amenazas aún más peligrosas se ciernen sobre él y sus nuevos amigos.

Esta segunda parte es un viaje un poco más calmado e introspectivo que la primera entrega. Sigue habiendo perlas de ese mundo postapocalíptico construido por Gabriella y Cotrina, pero son más bien detalles y una decena de nuevos monstruos, sin avanzar gran cosa en la historia. El tono de fantasía, terror y tensión sigue vigente en cada página, con un estilo sencillo y directo que permite no distraerse en eternas descripciones. El lector querrá devorar más y más páginas para saber dónde le va a llevar toda esta historia. Si algo me ha gustado en estas dos entregas es la facilidad de los dos autores para hacer que las cosas no sean lo que parece. Utilizan tropos conocidos para el lector de género y son capaces de darles giros, de otorgarles nuevas características. Casi siempre fallarás si intentas adelantarte a los acontecimientos.

Estas Crónicas del fin son todo un divertimento para los que disfrutamos de criaturas insondables, poderes sobrenaturales y mundos postapocalípticos. Si no me creéis, basta con leeros los prólogos de cada volumen para entender esa sensación de fatalismo que rodea su mundo. Gabriella y Cotrina han creado un par de personajes carismáticos, fácilmente identificables y que levantan cierta curiosidad dentro de una ambientación tan inmensa como demencial. No todo van a ser flores. Esta segunda entrega peca un poco dejarnos de nuevo con la miel en los labios, justo cuando la acción se empieza a desarrollar. Además, Gale no es un personaje tan potente como Adra, y Winston apenas sale. Pero claro, el arte del cliffhanger final hay que saber ejecutarlo bien, y si no lo hicieran, no tendría ya Testamento en mi Kindle.

Barro
Alicia Pérez Gil
Editorial Cerbero
Bolsilibro | 151 páginas | 5€
4 / 5



Una de las experiencias lectoras más enriquecedoras es poder compartir tus impresiones con otros lectores. Incluso con el propio autor. Siempre salen claves, entresijos e interpretaciones que tu no has podido ver. Y al revés, a veces ofreces un punto de vista a otros lectores en el que no habían caído. Para esto ha surgido el grupo de Diseccionadores de novelas, comandado por Arkaitz (aka Origen Cuántico). En esta segunda disección en la que si he podido participar, nos hemos embarcado en el viaje onírico que propone Alicia Perez Gil. Barro es la primera novela corta de una trilogía (Post Scriptum) que puede leerse de forma independiente, y en la que cada libro tomará un género diferente. Mientras este primero se acerca más a la fantasía, los siguientes serán acérrimos al género de terror y la ciencia ficción.

En Barro conocemos a Alicia, una joven universitaria que vive una incómoda situación familiar. En contra de la opinión de sus padres, decide ir a visitar a su hermana gemela al centro psiquiátrico donde pasa sus días. Todo tiene un porque: elaborar un plan y sacarla de allí. Al día siguiente de la visita, se encuentra con la triste noticia de que su hermana ha muerto. Cuando Alicia vuelve al centro para recuperar las pocas pertenencias de su hermana, se verá envuelta en un abismo de acontecimientos que nunca podrá explicar.

La maravillosa voz narrativa de Alicia nos adentra en un ambiente inquietante con olor a pesadilla. Cada frase, cada momento, es importante. El diablo está en los detalles y las interpretaciones están en boca de cada uno. Una búsqueda de la identidad propia y de la libertad, una emersión del propio yo. Un salto onírico muy bien hilado a mitad de novela propone una travesía de fuerte carga simbólica ante la perdida y el duelo. Una especie de viaje en espiral al inconsciente en el que la realidad y otro mundo se solapan, con unas transiciones que apenas podemos notar y nos embaucan. Da la sensación de que a veces se recrea demasiado en esa carga simbólica (la parte de la ciudad de Jesh, en concreto) resintiendo un poco el medido ritmo de superación que llevaba. Lo salva un gran final, que invita a revisitar todo el camino recorrido por Alicia.

Horizonte 6
Caryanna Reuven
NEUH
Electrónico | 72 páginas | Pago social
3,75 / 5



Cuatro historias diferentes se unen tangencialmente en torno al viaje de “La Dama Estelar”, la primera nave colonial enviada por la humanidad más allá del sistema solar. El estudio de unos datos científicos que respaldan un acontecimiento imposible, la primera nave colonial de la humanidad llegando a su destino, el estudio sobre la mortalidad de una obsesiva IA, y una especie alienígena surcando el universo para poner remedio a un error del pasado. Cuatro relatos unidos que podrían simplemente tomarse como una novela corta de peculiar estructura. Porque todo Horizonte 6 está ampliamente conectado, y salvo el tercer relato, pocos tienen sentido de forma separada del conjunto. Los detalles se van sucediendo con cada historia, las piezas encajan poco a poco y el final solo deja volar nuestra imaginación. Y también, pidiendo por más historias ambientadas en este universo creado por Caryanna.

Quizás sea el relato que abre la colección, Éncelado, el más complicado de abordar. Ciencia ficción con toques hard se aventuran en una profusión de términos y notas al pie que cuestan la plena inmersión lectora. Pero todo va a mejor conforme avanza el compendio. Con El último viaje de La Dama empezamos a atar las piezas, y pese a no tener una gran importancia per se, es interesante para la construcción de todo el volumen. Continua con Humanidad, quizá el más independiente de los cuatro. También, es el que más he disfrutado. Una apasionante mirada a lo que significa ser humano, pero desde el punto de vista de una IA. Una pequeña historia repleta de interesantes reflexiones  sobre nosotros mismos. Y cerramos con Otro horizonte, la otra cara de la moneda del segundo relato. Carayanna construye todo el funcionamiento y pensamiento de una especie alienígena de forma sencilla, funcional y efectiva, planteando ciertas cuestiones morales, pero sin entrar a fondo. El final, aunque responde a gran parte de nuestras preguntas, deja todo suficientemente abierto para continuar y tirar del hilo. Y ojalá lo haga. Caryanna tiene ideas para ello, y en esta pequeña colección, lo demuestra.

¿Habéis leído alguna de ellas?

martes, 9 de enero de 2018

El show de Grossman, de Laura Fernández

El show de Grossman
Laura Fernández
Aristas Martínez
Rústica | 176 páginas | 18€



¿Son los alienígenas fans de la Tierra? Pues parece que sí. O al menos así es desde el planeta Rethrick, donde la escritora de ciencia ficción Robbie Stamps es todo un best seller y arrasa el programa diario sobre la Tierra, El Show de Grossman. Rethrick es un planeta habitado por seres de tres ojos, dos antenas, dientes cuadrados y la piel verde. Es un pequeño e insignificante planeta repleto de mares, tierra y cielo de color rosa, donde los roles de género están totalmente intercambiados y se lleva un estilo de vida muy similar al nuestro. Laura Fernández escribe una hilarante y adictiva novela que corre a todo trapo, sin dejar un solo minuto para detenerse. Además, viene ilustrada con un toque pulp tanto en su portada como en su interior en blanco y negro magistralmente por Martín López Lam.

La novela nos cuenta la historia de Matson Kastner, hijo de un rethrickiano y una terrícola, obsesionado con conocer a su madre. Conseguirá engatusar a tres de sus amigos (Dandy, Bebban y una tercera que los espía) para colarse en la nave-furgoneta de Philipp Gostard llamada Wendy, y bajar a la Tierra en su busca. La única pista que tiene de su madre es que trabaja como camarera en el “Autopista del marciano” y le gustan las palomitas. Como si fuera toda una serie de enredos y situación, las tramas e historias de los diferentes personajes de la novela irán tomando forma para resolver un embrollo de tres pares de narices. Porque ante todo, El Show de Grossman es una novela coral donde cada personaje tiene su propio propósito y finalidad en la trama. Por muy alocado que pueda parecer al principio.


Y es que si buscamos un símil con lo que sugiere leer esta novela de Laura Fernández es el de una sitcom. Pero una muy pasada de rosca. Descripciones escasas y escuetas aligeran una lectura que gusta más por el dialogo, las frases breves, los giros cómicos y la mordacidad verbal. Una proliferación de diálogos combinado con una serie de onomatopeyas, mayúsculas y múltiples aliteraciones que generan para el lector una voz narrativa bastante novedosa y simpática. Laura se olvida de los discursos morales o las frases lapidarias para buscar lo absurdo y delirante en unos diálogos repletos de chispa e ingenio. Puede que al principio todo sea algo confuso, ya que los saltos de personaje y escenario no paran. A veces esto le cuesta la plena inmersión lectora, pero la sucesión de momentos y gags hace que sea imposible soltar la novela.

Se suma a toda esta amalgama de tramas y personajes una serie de elementos de la cultura pop que le dan un toque especial a la historia. Nombres de personajes parodiados, muñecos He-Man, un bar de copas llamado Agente Scully, bandas de rock alienígenas, furgonetas de los 70´s destartaladas convertidas en naves espaciales, extraterrestres que cumplen cada cliché conocido, intercomunicadores espaciales que hablan o camareras típicas de café americano. Laura construye una historia extraña, divertida y repleta de elementos que podrían haber chirriado pero que terminan triunfando por la puerta grande. La clave de todo es que no se queda solo en eso. La autora aprovecha para tratar temas tan universales como las relaciones paterno-filiales, el amor juvenil, la difícil etapa adolescente y una crítica directa a la prensa rosa. Un buen puñado de páginas en donde sacar todo el jugo y divertiste no está para nada reñido.

Lo adictivo de la novela
Los diálogos corren a toda pastilla
La sensación de sitcom de situación
Las referencias a la cultura pop

Cierto costo de inmersión lectora total

Aunque he conocido personalmente a la autora durante este último Celsius 232, pero no ha sido hasta ahora que en una noche de dudas lectoras me ha embarcado en este viaje. Y además, sorprendido gratamente. Por momentos sentía estar viendo un capítulo de Cosas de marcianos combinado con un poco de la locura de Mars Attacks y que me recordaban a la película Mi novia es unaextraterrestre de Richard Benjamin. Wendolin Kramer, Bienvenidos a Welcome, La chica Zombie o la reciente Connerland aguardan ya en mi pila, unos cuantos puestos por encima tras esta peculiar e hilarante lectura.

Otras reseñas de interés

viernes, 5 de enero de 2018

Saturnalia: Cuentos del solsticio de invierno

Saturnalia: Cuentos del solsticio de invierno
VV.AA (Trad. de Silvia Schettin y Omar Moreno)
Fata Libelli
Electrónico | 108 páginas | No disponible




Las navidades han terminado. Hemos pasado la página del calendario y ya nos plantamos en un nuevo año. Pero aún quedan resquicios de ese espíritu navideño por las calles. Algunas luces de navidad sin quitar, la lotería que vamos a cobrar para tener un pellizco en la famosa cuesta de enero, el delicioso roscón de reyes y las ganas de estar en casa con tu manta por el frió exterior ¿Queréis una lectura perfecta pero diferente para acompañar estos momentos? Hoy os presento Saturnalia: Cuentos del solsticio de invierno, de la ya por desgracia desaparecida Fata Libelli. Un recopilatorio de cuatro cuentos extraños, un tanto inquietantes y peculiares, que tienen en común la navidad saturnal como punto de partida.

Comienza la antología con un prólogo muy peculiar, que podríamos numerar incluso como un relato más. La historia de Heliodoro Homiciart nos cuenta todo lo que hizo para conseguir aunar la tradición cristina, la fantasía saturnal, la agnóstica y la sincrética en este peculiar volumen. Todo un texto repleto de referencias, crítica editorial y un toque de humor cínico muy divertido. Le siguen cuatro autores destacados como son China Miéville, Robert Shearman, Nina K. Hoffman y Ken Scholes. Cada uno de ellos aporta sus fantásticas y provocativas historias en las que invocan en lado más extraño de las festividades navideñas.

Fragmento de la portada "Tis the season" de China Miéville

El primero relato que nos encontramos es Noche de paz (Tis the season), de China Miéville ¿Y si la navidad y todos sus elementos fueran una marca registrada que tuviéramos que pagar por usar? El peculiar escritor británico nos sitúa en un mundo donde la navidad ha sido privatizada. Un texto que invita a reflexionar sobre la extrema visión capitalista de las festividades que se apodera de nuestro mundo. Un relato que se desarrolla de forma fantástica, con cierto toque sarcástico y una enorme carga de realidad que vamos destapando según leemos. En este caso, la historia casi deja de ser tan importante en consonancia con un entorno que no deja de llamar la atención con cada párrafo.

Le concedo al relato de Robert Shearman, Ola de frío (Cold Snap), el premio al relato más inquietante que he leído con el tema navideño de fondo. Literalmente, te deja helado y apartado en un rincón oscuro. Esta es la historia de un niño que no cree en Papa Noel, y sin embargo, una noche de Navidad este peculiar personaje aparece en su habitación. A partir de esta aparición, nada será lo mismo en su vida. Según avanza el relato vamos perdiendo la tierna calidad navideña para tornarse en un sentimiento de incomodidad y tristeza. Lo que comienza como pura fantasía termina como un relato de terror familiar rodeado de una tierna inquietud. Duro, pero muy recomendable.

Fragmento de la portada "If dragon's mass eve be cold and clear" de Ken Scholes

Es Nina K. Hoffman con su A casa por Navidad (Home for Christmas) la que nos devuelve el cálido aliento de las festividades. Una chica sin hogar ha encontrado una cartera en el día de Navidad. Tras observar lo que tiene dentro, es la misma cartera la que le suplica que se la devuelva a su dueño. Poco a poco descubrimos como el maravilloso don de hablar con los objetos de esta chica la ha alejado del mundo. Al revés que en el relato de Shearman, partimos de la tristeza para terminar en ese punto cálido de los milagros navideños. Nina nos habla sobre la soledad en una historia que aprovecha sus toques mágicos y humorísticos para llevarnos a un entorno donde la calidez termina por conmovernos. Si os van las historias felices y bonitas navideñas, esta es la vuestra.

Y por último tenemos Si la vigilia del dragón estuviese fría y despejada (If dragon's mass eve be cold and clear), de Ken Scholes. Este cuarto y último relato me ha parecido el más flojo en comparación con el resto, pero no es un mal relato. Aparte de ser el único ambientado en un mundo más fantástico y chocar un poco con el resto, me ha resultado el menos potente. Se trata de una visión más intimista y personal de las festividades, con unos motivos religiosos y una ubicación un tanto extraña. Scholes crea toda una mitología para su relato, y creo que es lo que más puedo alabar del mismo. El autor crea un factor situacional interesante que me hace adentrarme en la historia, aunque esta no tenga tanta fuerza.

Una visión diferente y peculiar de las navidades
La calidad media de los relatos
La edición acompañada de su playlist
El magnífico prólogo

El último relato patina un poco con respecto al conjunto

Las chicas de Fata Libelli reúnen aquí cuatro relatos y un prólogo que se salen un poco de la norma para aportar una antología navideña de lo más diferente e interesante. Cuatro visiones peculiares que invocan a su forma el espíritu de las ya pasadas festividades. Si le añadís a los cuatro relatos la playlist (con la que escribo estas letras) que nos proponen, os aseguro que tendréis las pilas cargadas de aire navideño para poder encarar este enero con todas vuestras fuerzas. 

martes, 2 de enero de 2018

Allá vamos, 2018

Ya ha empezado el año. Comienzan 365 días llenos de libros y lecturas inolvidables. Los retos para el año ya están a toda máquina. Este año me he propuesto ser ambicioso, al menos en Goodreads. Me he marcado 120 lecturas entre libros, cómics y manga. Pero bueno, es un número, nada más. Me importan algo más los otros dos retos que me he marcado para este 2018. El primero de ellos, como cada año desde que tengo blog: Reto Celsius 232. Una vez más pongo toda la atención lectora enfocada a la cita de Avilés, este año del 11 al 14 de julio, y seguro que aún con un buen puñado de autores y autoras por anunciar. El segundo, lo anuncie hace unos días junto a Isa (y para quién quiera participar). Se trata de leer al menos 12 antologías durante los 12 meses del año. Podréis ir viendo los progresos en la pestaña de retos.



Así que ya lanzados de pleno a por este 2018 lector, me gustaría mencionar alguno de los libros ya anunciados que más llaman mi atención. Y bueno, que probablemente estén entre todas esas lecturas de este año. Let´s go!


Si algo tiene de bueno enero, es que regresa una de las sagas cuya primera entrega me fascino el año pasado. Se trata de El portal de los obeliscos (Nova) de N. K. Jemisin, continuación de La quinta estación y segunda entrega de la trilogía de La Tierra Fragmentada. Contará de nuevo con la traducción de David Tejera. Pero también enero nos trae el estreno editorial de una autora y un libro que han triunfado en la crítica extranjera y nacional. Se trata de El largo viaje a un Pequeño Planeta Iracundo (Insólita Editorial), de Becky Chambers. Traducida por mi querido Alexander Paéz, promete altas dosis de aventura espacial, misterios que desentrañar y una interesante tripulación estelar.


Y hablando de autoras que nos llaman la atención, en febrero tendremos más Claire North en castellano, con una de las novelas que más ganas tenía de leer tras Las primeras quince vidas de Harry August. Se trata de La súbita aparición de Hope (Hidra Editorial), novela ganadora del premio World Fantasy Award en 2017, en la que North vuelve a jugar con una sencilla habilidad especial para construir toda una historia. Otra de las premiadas y de las que más ganas tengo de leer durante este 2018 es Every Heart a Doorway (Runas), de Seanan McGuire. Una novela corta que ha calado hondo en los lectores, triunfado tanto en los premios Hugo, Nébula como los Locus, y que veremos en marzo por aquí.


Y hablando de novelas cortas, Runas también nos trae Agents of dreamland (Runas) de Caitlín R. Keirnan y The Ballad of Black Tom (Runas) de Victor LaValle. La primera, una especie de novela noir y weird con elementos de la literatura de H.P. Lovecraft. La segunda, premiada con el Shirley Jackson en 2016,  también nominada al Hugo y Nébula del mismo año, da un giro de 180º al relato El horror de Red Hook del mismo H.P. Lovecraft. Y hablando de temas Lovecraftianos, este 2018 también veremos publicado Lovecraft Country (Destino) de Matt Ruff, un devastador retrato caleidoscopio del racismo.


En 2018 se estrenaran dos nuevas editoriales dentro del género. Ambas, con interesantes novedades. Por un lado tenemos a la editorial Crononauta, que se estrenara en febrero con la primera entrega de Binti, de Nnedi Okorafor. Con la traducción de Carla Bataller Estruch, también tienen anunciada su segunda entrega Binti: Home y la novela Who fears death death de la misma autora en los siguientes meses. El otro nacimiento es el de Alethé Ediciones. Se estrenan con nada menos que la ganadora del World Fantasy Award Central Station de Lavie Tidhar y con la traducción de Alexander Paéz. También han anunciado Hiddensee de Gregory McGuire, con la traducción de Carla Bataller Estruch.  El primero se trata de una especie de fix-up de relatos ambientados y conectados en el mismo universo, mientras la segunda es una revisión del cuento del Cascanueces.


Si nos ponemos en libros cuyas continuaciones tengo más ganas de leer en los primeros meses del año, tengo que mencionar ya Antisolar (Ediciones Gigamesh) de Emilio Bueso. La segunda entrega de la trilogía Los ojos bizcos del sol me tiene muy pendiente de su fecha de salida. Necesito saber de las imaginativas aventuras que le deparan al Alguacil, Trapo y compañía. Al igual que Oathbringer (Nova), de Brandon Sanderson. Todos los seguidores del Cosmere estamos al tanto de cuando Nova nos diga la fecha de la publicación de esta tercera entrega de El archivo de las tormentas, con la traducción de Manu Viciano. Y eso, que aún tengo que leerme Palabras Radiantes y La bailarina del filo para poder ponerme con ella en cuanto salga.


También tenemos algunos títulos que sin saber bien que esperarme, me resultan bastante interesantes. The Fisherman (La Biblioteca de Carfax) de Jhon Langan, que se ha alzado con el último premio Bram Stoker es uno de ellos. También Un dios de paredes hambrientas (Orciny Press) de Garret Cook, en el que se cuenta una historia de mansiones encantadas desde la perspectiva de la propia mansión. Un imprescindible para este 2018 dadas las buenísimas y exultantes críticas que tiene será Too Like The Lightening (Insólita Editorial), de Ada Palmer. Con la traducción de Manuel de los Reyes no sé muy bien que esperarme de ella, pese a todo lo que he leído sobre él. Solo quiero que me vuele la cabeza.


Ha conseguido también captar mi atención La Biblioteca del Monte Char (Hidra Editorial) de Scott Hawkins, una aventura alienígena desgarradoramente humana. Llevo meses con Todos los pájaros del cielo (Insólita Editorial) de Charlie Jane Anders apuntada en la agenda. Ganadora del Nébula en 2016, promete una combinación de magia y tecnología agradable de leer. Y ahora, un título de culto. Por que en 2018 llegará The Cypher (La Biblioteca de Carfax) de Kathe Koja, con traducción de Pilar Ramírez Tello. Ganadora del Bram Stoker y Locus a mejor primera novela en 1991, nos presenta la historia de un empleado de videoclub que guarda un agujero negro en su apartamento.


No puedo dejar de mencionar en esta entrada alguna antología o colección de relatos. Por supuesto  estarán en mi lista de lectura las dos nuevas entregas que nos brinda Mariano Villareal, El viento soñador y Ciudad Nómada (Sportula). De nuevo Mariano reúne un buen puñado de relatos naciones e internacionales de autores consagrados y nuevas promesas de lo más interesante. Tendremos una antología de lo más curiosa con No son molinos (Editorial Cerbero). En ella la editorial nos presenta 20 historias de cachava y boina que mezclan la literatura de género con la España rural. Curioso cuanto menos. También nos llegará la antología Rogues (Llibres de L’Encobert) con 21 historias inéditas, donde encontramos autores como George R.R. Martin, Joe Abercrombie, Patrick Rothfuss, Gyllian Flynn, Connie Williams,...etc. Para llevarse directamente a la agenda también tenemos The Wandering Earth (Editorial Apache), de Cixin Liu. Un ómnibus con gran parte de la prolífica producción del reconocido autor chino.


Podría probablemente seguir un rato más escribiendo sobre títulos esperados o que generan interés. The collapsing empire (Minotauro) de Jhon Scalzi, Afterparty (Ediciones Gigamesh) de Daryl Gregory, Bellas durmientes (Plaza & Janés) de Owen y Stephen King, Jade City (Insólita Editorial) de Fonda Lee, La semilla de la bruja (Lumen) de Margaret Atwood, Children of time (Alamut) de Adrian Tchaikovski, Contacto (Nova) de Carl Sagan, El mundo ausente (Hidra Editorial) de Tom Sweterlitsch, El informe Monteverde (Crononauta) de Lola Robles, Hex (Nocturna) de Thomas Olde Heulvelt, Drawing Blood (La Biblioteca de Carfax) de Poppy Z. Brite, El escarabajo (Valdemar) de Richard Marsh, Stray Skies (Nova) de Hao Jingfang o Última ronda (Ediciones Gigamesh) de Tim Powers. Y aún me habré dejado en el tintero algunos, probablemente, que a vosotros os llamen más la atención. Como veis, se viene un 2018 cargado.

¿Qué es lo que más os llama la atención?